Posts etiquetados ‘deporte’


(Carreras populares – Millas por la Salud Salto Systems)

2 x 3 millas (pareja mixta)

Los quehaceres profesionales han relegado a un segundo (o tercero, o cuarto o quinto como comentaba con Hossain Kaanache el sábado) mi participación en carreras populares.

Tanto es así que, este año, a pesar de entrenar con regularidad, apenas me he puesto 3 dorsales (el segundo fue el de la semana pasada en Irún). La falta de un objetivo claro, la alimentación un poco descuidada y la cabeza en otro sitio han provocado que el rendimiento haya caído de manera natural.

Con estos antecedentes, Hoki Guerrero me animó a participar en la carrera de parejas y no me lo pensé dos veces. Me gustan las carreras mixtas y de relevos, es un aliciente extra. Y encima con Hoki, como para negarme.

Así que el domingo pasado nos plantamos en Irún para disfrutar de una buena mañana. Por si la compañía de Hoki no fuera suficiente, fuimos en el coche con el incombustible y probablemente recordman en alguna especialidad (aún sin saberlo), Romain Purro: marathonMan.

Mañana calurosa, entre primaveral y veraniega por el paseo de Colón de Irún. Un formato de carrera (vueltas a un circuito circular de una milla) que favorece la presencia de público.

La carrera

Al poco de salir, se hacen dos grupos y Hoki y Yo nos quedamos en el tercer grupo, detrás de la.primera pareja mixta. Antes del primer cambio de sentido, nos ponemos en cabeza y continuamos en esta posición hasta cruzar la meta. El formato también permite controlar a los rivales y dosificar fuerzas.

Fotografía de Javier Zatarain

Una gran experiencia compartir 3 millas con Hoki, a quién el público quiere y anima mucho.

Lo de hoy en los 10k de la media lo dejamos para otro día.

Ahora asegyir entrenando y a afinar el peso para los 10k de Hondarribia.

Gran organización del BAT y de Salto Systems.

¡Gracias por la camiseta, Norman Cuenca!

Mila Esker Hoki!


Cross 3 playas 2018.

14 de octubre de 2018 10:00 AM

Donostia – San Sebastián

El domingo pasado se celebró una de las clásicas populares del calendario donostiarra, el Cross 3 playas. Personalmente, llevaba desde junio sin disputar una carrera y en 2018 sólo he participado en 5 (contando con la presente). Llevo varios meses entrenando con regularidad aunque con sensaciones irregulares. Días buenos intercalados con días no tan buenos. Las últimas semanas habían sido muy buenas en calidad y en sensaciones y quería probarme de cara a la BSS y a la media del maratón de Donostia. No estoy entrenando para el 10k así que me falta velocidad. La idea de partida era cruzar la meta entre 37 y 38 minutos.

Con todo y con ello, salí contento de la prueba.

La carrera se disputa en gran medida por el litoral donostiarra lo cual la hace especialmente atractiva si bien, en condiciones como las del domingo (viento muy fuerte), la convierte en una pesadilla por momentos. No lo digo a modo de excusa ni de justificación de nada, sino a modo informativo. Es un aprendizaje más ya que el día del objetivo puede pasar lo mismo y es mejor haberlo entrenado. El año pasado tuvimos unas cuantas carreras con viento sur…

Quedé con Emilio Cajete y los compañeros del Argixao para calentar (a esas alturas lo de calentar era un eufemismo ya que el viento aún no había rolado y hacía calor). Nada más completar la primera parte del entreno (en compañía ahora de Iñaki Peña), el viento cambió como por arte de magia y empezamos a notar el frío en nuestras carnes. Despedida de la familia, unos sprints y al cajón de salida. Un acierto el adoptar los cajones de salida ediciones atrás. Da gusto estar tranquilo en estos momentos. En el cajón, mucha gente conocida. Hasta que no vuelves a ponerte un dorsal no te das cuenta de la de amistades que haces al practicar un deporte. Hay muchas caras que no veo más que en las carreras. Saludos y conversaciones intrascendentes para quitar los nervios previos a la salida. Lo comentaba con Emilio en el calentamiento: aunque no sea tu carrera objetivo ni te vaya la vida en ello, un punto de nerviosismo es hasta necesario. Lo suelo comparar con los exámenes de la Universidad: cuando no me ponía nervioso era porque iba a verlas venir, sin haber podido estudiar y a ver si sonaba la flauta. Casi nunca sonaba…

Saliendo de la parte vieja por la Calle Mayor con Emi. Foto de la Ama.

Pistoletazo de salida y sálvese quién pueda. Adiós a los planes de contener el ritmo en los 2 primeros kilómetros. Primer kilómetro muy rápido y frenada para no reventar. El viento se empieza a notar con fuerza en la zona del Hotel Londres y nos acompañará hasta el final de la prueba con un paréntesis en la parte vieja.

En un día como el del domingo era importante coger un grupo, sobre todo en las zonas más expuestas. El momento más duro fue el paseo nuevo, donde me pasaron varios corredores e intenté no perder comba. Al salir de la parte vieja, volví a encontrarme mejor y apreté fuerte hasta el final, a pesar de la nunca agradable visita del flato en el km.8. Los últimos kilómetros de la prueba transcurren por el Paseo de la Concha y el Paseo de Ondarreta y, estaban bien nutridos de público. Las fuerzas van justas y el viento sopla con fuerza así que, a agachar la cabeza y a apretar los dientes. Hay que llegar al túnel como sea para que la pendiente pase de positiva, a negativa. Poco después del kilómetro 9, Eneko Urkiola se pone a mi par y me ofrece su rueda, que no abandono hasta la meta. Lo estaba pasando mal con el flato. Al salir del túnel se atisba la meta (aunque lejos) y se empieza a oír el griterío de las muchas personas que están apostadas en el lado izquierdo. Al final, 38:39.

Mucho público animando (y sacando fotos), muy de agradecer con un día tan feo para estar parado animando. Blanca y los niños, la Ama, Adriana Barcelona, Gabriel Beldarrain, Ainhoa Ayerdi, Ánder Sagarzazu, Mikel Albeniz, Maitane Guerrero y familia, y alguna/o más que me animó pero no pude mirar a tiempo. Gracias.

Hay un aspecto de la carrera que no me gustó y aprovecho para comentarlo: al volver de Sagües por la trasera del Kursaal, en esta edición había que subir a la terraza del Kursaal para luego salir a la carretera. No vi a nadie señalando y me limité a seguir al corredor que me precedía.

Próxima parada (salvo cambio de última hora), la BSS.


El contenido de la entrada ha sido trasladado al nuevo blog. Pulsa el siguiente enlace para leer la entrada completa.

“Juntaletras” text mining / minería de texto de “Juntaletras”


5 Millas por la Salud Mental 2017

24 de septiembre de 2017

10:00 AM (hora límite para empezar una carrera)

Cuando ayer me puse la equipación de EGFisios, habían pasado 267 días desde mi última participación en una carrera. Fue en la San Silvestre Donostiarra de 2016, una carrera entre lo deportivo y lo festivo. Para mí, lo primero.

Equipación y dorsal.

Equipación y dorsal.

Entre medias no ha habido grandes lesiones. Nada más allá de una fuerte gripe que me dejó muscularmente muy débil, cuando mejor estaba entrenando, cuando tan bien encaminado iba hacia mi gran objetivo. Tuve que parar un par de semanas antes de volver a la carga. Y quise volver como si nada hubiera pasado y mi cuerpo dijo que basta. Una semana y media de tratamiento y de ausencia de impacto y vuelta a la carga. No perdí mucha forma física pero sí se esfumaron las ganas de competir.

Así que estos meses me he dedicado a entrenar, a disfrutar del placer de entrenar por entrenar, por sentirme mejor, por ver mis progresos, por compartir entrenos con grandes personas. Sin la necesidad de refrendarlos un día concreto a una hora concreta.

Pero se acercaba el otoño y volvió a saltar la chispa de las carreras, de las bonitas carreras que llenan el calendario en estas fechas. Podía haber sido la Josetxo Imaz, de la que guardo buen recuerdo, pero la pereza pudo conmigo y decidí quedarme en Donostia.

Después de tanto tiempo sin competir, no tenía muy claro cómo salir. Así que me coloqué en torno a la quinta fila y peleé por coger un buen grupo. Nos juntamos 5 o 6 y poco a poco nos fuimos quedando 4 (unos entraban y otros salían). El último en irse fue Txitxin. Dudé y me quedé en el grupo. Fuimos los 4 hasta los últimos 500 metros, momento del “sálvese quién pueda”. Nos quedamos Sergio Garzo (Donostiarrak) y Yo. Intenté apretar pero pegó un cambio y no pude seguirle. Venía con flato desde mitad de la Concha y tuve que ceder.

Dorsal.

Dorsal.

La carrera tiene un recorrido muy bonito y muy adecuado para hacer marcas, sin giros complicados. Teniendo en cuenta el día que hacía, resultó agradable que gran parte de la carrera transcurriera por la sombra.

Agradecer, una vez más, los ánimos a pie de carretera. Pude reconocer a Ángel Delgado, a Jesús Egimendia, a Gerardo Amunarriz y a Blanca con Diego y con Sergio (todavía me duelen los oídos de tanto grito J).

Nos vemos en la siguiente y, mientras tanto, a seguir disfrutando de los entrenos.

Clasificación.

Clasificación.


Zumaiako Zakila Bira 2016

01 de octubre de 2016

17:00.

Distancia: 20km.

Ganancia de altura: 319m.

“La Zakila” es una carrera de la que había oído hablar mucho y bien y a la que nunca me había animado a participar. Todo lo que había oído era que tenía un perfil exigente y un recorrido muy bonito. A decir verdad, nunca me había atrevido a correrla hasta que una semana antes de la edición de este año (XX. Edición) Xabi me animó a correrla, para hacer un entreno de calidad. Iba a ser la primera carrera que disputara tras el parón veraniego.

Se trata de una prueba de 20 kilómetros organizada por el Ayuntamiento de Zumaia, con salida y llegada en dicha localidad y con paso por Arroa, Iraeta, Aizarnazabal, Oikia y Bedua. Los corredores tienen a su disposición tres puntos de avituallamiento de agua en los kilómetros 5, (Bº Agote), 11 (cruce de Aizarnazabal) y 17 (Oikia) y de un completo avituallamiento en meta.

Perfil (por distancia - km)

Perfil (por distancia – km)

Ni la belleza del recorrido ni la exigencia del perfil me defraudaron. Quitando los dos primeros kilómetros y el último kilómetro y medio que transcurren en el núcleo urbano de Zuamaia, el resto del recorrido podríamos calificarlo de rompepiernas o de pestoso. Continuas subidas y bajadas con dos puntos fuertes en los kilómetros 7,5 y 18. En cuanto la carrera atravesaba un núcleo de población, la gente se agolpaba en las cunetas para animar de forma entusiasta. Se alternaban los tramos solitarios con el júbilo de los tramos poblados. Como la participación fue escasa (290 clasificados), en muchos tramos se corría en pequeños grupos sin agobios y sin distracciones propias de los grandes pelotones. Lo más parecido a un entrenamiento en grupo con las ventajas del tráfico cortado y de los siempre bienvenidos ánimos del público.

mapavueltas

Mapa del recorrido

mapamini

Mapa del recorrido

Mantuvimos un ritmo constante entre 4’05’’ y 4’10’’ segundos por kilómetro quitando dos kilómetros de fuertes pendientes y los dos últimos kilómetros donde decidí apretar viendo que iba cómodo. Al final un entreno de 20km con un ritmo media de 4’07’’ acabando los dos últimos kilómetros con parciales de 3’48’’ y 3’42’’. Muy contento con el rendimiento.

 

zakila-60

Rodando con Xabi.

Recta de meta.

Seguimos sumando kilómetros y disfrutando.