ORÍGENES

Se tiene como fecha de la fundación de Venecia el año 421, en el cual los habitantes de la región, ante la amenaza de las invasiones longobardas y hunas que habían destruido la capital, Aquilea, se refugiaron en las marismas de la desembocadura del Po, en la laguna situada en el golfo, entre la península itálica y la balcánica, llamado más tarde precisamente golfo de Venecia. Las construcciones de esta época eran simples edificaciones lacustres, erigidas sobre palafitos. Debido a esta estratégica característica geográfica, Venecia tuvo desde entonces una gran independencia respecto a sus dominadores.

DEPENDENCIA DEL IMPERIO BIZANTINO

Cuando el general Belisario conquistó para el Imperio Bizantino gran parte de Italia en el siglo VI, Venecia pasó a formar parte del dominio de dicho imperio, dependiendo administrativamente de la ciudad de Rávena, sede del poder imperial en la península itálica. El exarcado de Rávena estaba dividido en ducados, y el ducado de Venecia era uno de ellos.

INDEPENDENCIA Y EXPANSIÓN

La ciudad de Venecia obtuvo su independencia en el siglo noveno. Cabe destacar que ni obedecía al emperador bizantino, ni formaba parte del Sacro Imperio. En la Alta Edad Media, Venecia se expandió gracias al control del comercio con Oriente y a los beneficios que esto suponía, expandiéndose por el mar Adriático. Su flota, fue determinante para el saqueo de Constantinopla en la Cuarta Cruzada en 1204. La debilidad del Imperio Bizantino le permitió anexionarse Creta y Eubea. Más tarde, en 1489 conquistó el estado cruzado de Chipre.

En los principios del siglo XV los venecianos comenzaron su expansión por Italia, como respuesta al amenazador avance de Gian Galeazzo Visconti, Duque de Milán. Sobre 1410, Venecia controlaba la mayor parte del Véneto, incluyendo ciudades como Verona y Padua.

DECADENCIA Y FIN

La expansión en Italia les enfrentó con el Papa por el control de la Romaña. Para contrarrestar a la República de Venecia, el Papa reunió a la liga de Cambrai en 1508. En ella se encontraban Luis XII de Francia, el emperador Maximiliano I de Austria, y Fernando II de Aragón, el Católico. Como consecuencia, Venecia sufrió importantes pérdidas territoriales.

Por esa época, la expansión del Imperio Otomano en los Balcanes empezó a preocupar a los venecianos. En 1570 Chipre sufrió la invasión turca, y un año después los venecianos abandonaban la isla. Tras un largo conflicto, se abandonó también Creta. La alianza de las flotas italianas, papal y española, aunque venció en la batalla de Lepanto no logró recuperar estos territorios.

Hacia el siglo XVIII, la Serenísima República no era más que una pálida sombra de lo que llegó a ser, a pesar de lo cual seguía dominando el litoral adriático y las Islas Jónicas. En 1797 fue invadida por las tropas del General Napoleon Bonaparte, que repartió el territorio de la República entre Francia y Austria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.